Los alumnos interesados en la carrera de Contaduría Pública, deben tener gusto por el orden y la exactitud, y facilidad para trabajar con información numérica.

Las clases don altamente prácticas y logran que el alumno aplique con destreza los conocimientos adquiridos.

  • Analizar información numérica para adquirir conocimientos precisos acerca de las fuerzas que moldean el presente y el futuro de las empresas.
  • Interpretar estados financieros y otros reportes contables para entender las fuerzas, debilidades, oportunidades y amenazas que rodean a las empresas, y las tome en consideración en todas las decisiones y acciones internas.
    Asimismo, aprende a manejar información numérica y sugerir niveles operativos con tasas de riesgo consistentes con los objetivos y con los recursos empresariales, además de programar estrategias contables, administrativas y financieras para aprovechar el impacto de cualquier desviación positiva o negativa en los planes implantados.
  • Estar alerta de las posibilidades materiales, para poder tomar decisiones correctas que maximicen la productividad de los recursos disponibles.
  • Entender y explotar a partir de la contabilidad, los factores que contribuyen al éxito, y contrarrestar y evadir los que frenan el crecimiento.
  • Conocer las ventajas y limitaciones de la planeación contable y predicar las implicaciones involucradas en todas las decisiones administrativas.
  • Desarrollar e implementar políticas creativas, realistas y efectivas para resolver problemas existentes y formular estrategias que mejoren la operación cotidiana e incrementen la competitividad empresarial.
  • Inteligentemente evaluar el ambiente para no tomar más riesgos de los absolutamente indispensables y lograr así, los objetivos de crecimiento en términos de utilidades potenciales.

El egresado de esta carrera puede desarrollase como auditor integrante de un despacho especializado o como auditor privado; como diseñador de sistemas de información financiera, asesor fiscal o asesor administrativo. Puede actuar como contralor o como gerente de finanzas de empresas ya establecidas. Con algunos años de práctica profesional, el egresado puede ocupar puestos de dirección general o bien dedicarse a la práctica profesional independiente.